miércoles, agosto 09, 2006

Las tres luces. Fritz Lang. 1921

Esta película se llama Der Müde Tod, titulada en inglés Destiny y en español Las tres luces. Es la primera gran película de Fritz Lang y ya aparecen aquí las claves del expresionismo alemán del que Lang sería su cima y Metrópolis la refrencia. Hablo de luces, sombras fantasmagóricas, muros infranqueables, edificios deformados...

La historia dura casi dos horas y se basa en una pareja joven que se detiene en una posada de un pequeño pueblo. Poco antes, se sube a la diligencia un misterioso hombre de negro que da mucho miedo. En la posada, mientras la chica va al servicio, el hombre de negro convence al joven enamorado y se van juntos. A partir de ahí ya nadie vuelve a verlo y la chica comienza a buscar a su novio desesperada. Llega hasta la pared gigantesca (sin puertas) que rodea la finca del hombre de negro, y allí, al observar a un grupo de almas atravesar el muro, tiene lugar su trato con el hombre de negro, que no es otro sino la Muerte.
El trato consiste en conseguir que no se apaguen tres velas (que son las almas de tres amores en otras épocas) y tiene hasta las 11 para cumplirlo. Las épocas y lugares son la India hace cientos de años, un emirato musulman antiguo y un principado renacentista.
Hasta aquí puedo contar.
El uso de recursos visuales se reduce a sombras, encuadres y "apariciones" (esos negativos empalmados, típicos de los años 20). Hay momentos magníficos cada vez que aparece la Muerte, por sus poses, su carisma y su porte. Y si algo destaca en la película es la sencillez del montaje y la grandiosidad de la historia.
Diría que es una simple historia de amor, pero el hecho de que la Muerte en persona juegue un papel crucial, que se viole el tiempo y el espacio yendo a épocas históricas distintas (a modo de reto) y que el desenlace surja de la sencillez del amor (piensen lo que quieran), hace que tras verla te quedes pensando Qué peliculón más sencillo. ¿Por qué? Porque con cuatro planos bien bonitos nos habla del amor, la vida y la muerte, y ante tanta trascendencia no podemos más que abrir la boca asombrados.
Obra maestra.

Valoración: 10

1 Comments:

At 9:33 p. m., Blogger junior said...

me encanta.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home