viernes, abril 21, 2006

Duro de pelar (Every Which Way But Loose). James Fargo. 1978



Esta película sólo pueden verla dos personas: los fans de Clint Eastwood que soportan todas sus épocas y los fans del Equipo A.
Yo no soy ni lo uno ni lo otro, pero por la guasa que tiene el tema me dispuse a verla hace unos días.

En 1978 el cine americano estaba de capa caída, y la población que acudía al cine en tropel a ver ése nuevo fenómeno mass-media llamado Star Wars, pasó de Chewbacca a Clint en menos de lo que ahora pasan de Frodo a Vin Diesel.
El caso es que la culpa de todas estas películas lamentables de Clint Eastwood estriba en su mujer por aquel entonces, Sondra Locke. En ésta quasi buddy-movie, en la que el protagonista indiscutible es Clint pero que siempre está acompañado por su hermano, el cual da la sensación de ser el típico pueblerino lerdo, interpretado por Geoffrey Lewis, se mezclan unos personajes ya no estereotipados sino espantosamente cutres.
Sondra Locke aparece en la película haciendo de enamorada de Clint, la cual huye/raptada del lugar. La misión de Clint es salvarla y que regrese con él, con ayuda de su hermano y en un coche con caravana.

Hasta aquí un argumento banal, vacío y soso. Pero hay un factor que aún no he citado, y es que Clint tiene un amigo llamado Clyde que... ¡es un orangután!
Si amigos, es cierto. Es inverosímil e increíble y sin embargo funcionó. Fue un exitazo de taquilla en 1978. Tanto fue así, que en 1980 sacaron una secuela llamada La gran pelea (tengo pendiente el verla, aunque dudo si hacerlo...).

Con todos los elementos en juego he de contar algo acerca del rollo que envuelve a la trama, que es aquí lo sustancial y está por encima del argumento, obviamente. Esta película se basa en Clint Eastwood repartiendo hostias a mansalva entre camioneros sureños, obreros de camisa de cuadros sureños y moteros gays viejos que actúan como si se tratasen de una banda de patio intentando intimidar con su moto mientras enseñan sus tatuajes y siempre salen huyendo (ante Clint una primera vez, ante su madre anciana una segunda, ante un grupo pequeño de camioneros viejos, etc.). Por cierto, los moteros gays, también son sureños y se hacen llamar Las Viudas Negras (¿alguna duda acerca de sus pintas?).

Cada vez que Clint se enfada -y lo hace sin ningún motivo- (Ejemplo: unos tipos le invitan a su "novia", a la que ha conocido haciendo lo mismo que ellos un rato atrás, a una cerveza, y él se bebe la cerveza y monta el lío) hay hostias. Que a Clint le dicen algo acerca de su "mono", hay hostias. Que no le dejan coger los cacahuetes que el quiere racanear de una tapa de bar, hay hule. Y en eso consiste toda la película.

La gracia estriba en lo mal que se dan de hostias. Primera hostia de la peli: cámara detrás del hombro de Clint, el cual entona un derechazo al primer gordo que le increpa, sin llegar a tocarlo. Te ríes de lo patético. Recuerdas la escena mítica de El padrino en la que James Caan pega una patada a 20 putos centímetros del marido de su hermano (no osaré a decir cuñado, que James Caan sigue vivo y no quiero enfadarlo...). Piensas en eso y te ríes, pero luego cuando ves que todas las hostias son así, sin un roce siquiera, con un golpeador que no golpea y un recibidor que recibe el falso golpe del falso golpeador con un verdadero retraso, te das cuenta de lo triste que es todo. Y ni siquiera hay un plis-plas de relleno que sirva para magnificar el golpe. Ni el más mínimo efecto decoroso que oculte esa chabacanería.

Te dices lo malo que es todo, y no te planteas ni guión ni montaje ni nada, porque no lo hay. Y entonces recuerdas aquellos bellos momentos de la infancia en que te ilusionabas viendo el Equipo A. Te alegraba ver a Murdock haciendo el mamón (como tu amigo Javi, pero a diferencia de Javi, Murdock era un actor, no era subnormal de verdad), a Phoenix ligando tan cutremente con hijas de rancheros (joder qué triste), a Anibal Smith, con su puro en la boca y preguntándote años después ¿cómo es posible que George Peppard sea la misma persona que hizo Desayuno con diamantes y luego El Equipo A?
Y por último, esa emoción al ver a M.A. Barracus también llamado Mr. T, que todo el mundo confundía el personaje y el nombre real. Con esa retórica vehemente, esos diálogos pausados con Murdock, esa complicidad que se teñía de obediencia con Anibal. La furgoneta tuneada ya en aquellos tiempos, como si de un visionario se tratara (yo vi a unos gitanos de mi ciudad que tunearon la suya igual). Y sobre todo, M.A. me ilusionaba, cl igual que Clint, por las hostias. Porque sabías que cuando él llegara habría más gasas con sangre en el suelo que en una peli gore. Y luego llegaba la decepción porque siempre era lo mismo y nunca había muertos, y los malos se redimían o huían poniendo mala cara...

Sirva esta película de reflexión sobre la vacuidad de la masa. Que busca valores de honor y brutalidad malentendidos y que intenta verse identificada. Que triunfara en una sociedad como la estadounidense hace que pensemos en si de verdad no ganó "moralmente" el sur en su particular guerra civil. Pero eso sería otra película llamada C.S.A. (Confederate States of America), de la cual hablaremos en otra ocasión.

Clint pagó la deuda con su mujer, y las deudas que a su vez esta generaba. Se separó de ella, y con ello se redimió. Este fue uno de los fallos de su carrera, y al tiempo una muestra de cómo es posible hacer una película lamentable y triunfar.


Valoración: 3
e-link (película doblada español)
Nota: Clint Eastwood doblada es mejor que original, pero aquí da igual todo.

12 Comments:

At 9:19 a. m., Blogger Darío R.R said...

Interesante reflexión....aunque no coincido en nada.La película me parece un gran divertimento y el orangután Clyde hace una gran interpretación.
Un saludo

 
At 12:30 p. m., Blogger Boyardos Enfadados said...

Todo se reduce a una cuestión de gustos, pero hay que reconocer que en esta película todo lo que sale, ocurre y transcurre es muy chabacano y zafio.

Es una obviedad.

Otra cosa es que para unos sea más divertida que para otros...

 
At 1:44 p. m., Anonymous MusterMark said...

- Que triste, lo que tiene que hacer uno para poder comer.

- "reflexión sobre la vacuidad de la masa. Que busca valores de honor y brutalidad malentendidos" No pongas en negrita frases como esta que pareces un niño repelente.

- George Peppard merece haber acabado haciendo el Equipo-A, Desayuno con diamanes esta muy sobrevalorada.

 
At 1:50 p. m., Anonymous Sr.B said...

Interesante post...Espero pronto uno de Eternal Sunshine....

 
At 2:10 p. m., Anonymous Vigalounge said...

Enhorabuena por la página, Diegoista. Le sigo el rastro.

 
At 2:14 p. m., Anonymous Vigalounge said...

Y por cierto, y a riesgo de parecer snob... Prefiero ESTE CLINT EASTWOOD que el moñas a contraluz del 90 para acá. Qué quieren que les diga. Algún día haré una película de monos y puñetazos tristes.

 
At 4:04 p. m., Blogger Boyardos Enfadados said...

Acabo de hacer el Eternal sunshine señor niñogordo (sr. b)

A ver qué le parece

 
At 4:06 p. m., Blogger Boyardos Enfadados said...

Mi pedantería está justificado mustermark, me explayo en frases rimbombantes y así deslumbro... jajaja

Más bien creo que lo que ocurre es que me aburro y tengo tiempo libre.

Mientras tanto sigo posteando críticas.


La petición del sr. b cumplida está.
¿Alguna más?

 
At 5:29 p. m., Blogger Rubén said...

Yo nunca he sido seguidor de clint. Ni cuando le apodaban el "sucio" ni cuando hacia llorar(en el buen sentido) con los puentes de no se donde. Pero quisiera puntualizar, fijate si fue grande la escena que comentabas de "El padrino" que hasta los simpsons la parodiaron. No he visto la peli, ni la vere, pero despues de leer tu critica me vienen a la mente las miticas peliculas de bud spencer, esas que ponian los fines de semana en antena 3 pa pasar la tarde.
Quisera matizar algo. No soy seguidor de clint como actor (para ser exactos me parece vulgarcete), sin embargo, si me gusta como director.

 
At 7:34 p. m., Blogger Borja said...

Un mono y Clint! pero cómo puede ser mala! es diversión de primera! Y ni idea de que había una secuela, tiene que ser ya a la altura de Bud Spencer y Spencer Tracy...

Creo que de la época de Sandra Locke también es "Ruta suicida", que es una de sus mejores pelis (aparte de las buenas, aunque no recuerdo si la dirigía él o Don Siegel. De sus primeras como director es ultrarrecomendable el western "Infierno de cobardes"

 
At 8:49 p. m., Blogger Boyardos Enfadados said...

El suburbian home, soberbio borja, soberbio.

Soberbio.

 
At 4:02 a. m., Anonymous Anónimo said...

¿Bud Spencer y Spencer Tracy...?
Será Bud Spencer y Terence Hill, supongo... porque vaya pareja has formado ahí por la cara...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home